Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

, 29 de noviembre de 2022

#67 Qué CCAA gastan más en sanidad pública, dónde contratamos más seguros de salud, qué tipo de asegurados admite la privada

  •   6 minutos de lectura

Hoy los datos vienen con bata blanca, fonendoscopio, análisis pero sin receta, esa ya la pones tú. El debate de la sanidad pública promete convertirse en una de las claves de las próximas elecciones autonómicas así que vamos a ir trayendo de forma recurrente datos sobre este tema que se presta como pocos a los debates polarizadores porque preocupa a todo el mundo y además no hace tanto que salimos de una pandemia.

Qué comunidad autónoma gasta más en función a su riqueza, cuál es la que gasta menos por habitante, dónde se da el porcentaje más bajo de médicos en atención primaria por cada mil habitantes, en qué región hay un porcentaje de la población mayor que ya tiene contratado un seguro de salud privado, cuánto nos gastamos además en hacernos pruebas o intervenciones en la privada aunque no tengamos seguro para acelerar el proceso, cuántos asegurados de la sanidad privada que no causen casi gasto a la aseguradora hacen falta para sostener el gasto de los que sí necesitan prestaciones caras...

Arrancamos.

Madrid es la comunidad autónoma con menor gasto sanitario público por PIB

La estadística de Gasto Sanitario Público del Ministerio de Sanidad muestra que Madrid es la comunidad autónoma que menos invierte en salud pública respecto a su producto interior bruto (PIB). No es una situación puntual sino que se mantiene a lo largo de las últimas décadas.

La pandemia de la covid-19 impulsó el gasto sanitario en 2020 con respecto a años anteriores. España invirtió 7.700 millones de euros más en salud pública en 2020 respecto al año anterior. Esto tiene su reflejo en la inversión que las comunidades autónomas realizaron respecto a su PIB regional.

Andalucía es la comunidad autónoma con menor gasto sanitario público por habitante

Si observamos la evolución del gasto sanitario público en función de la población de cada comunidad autónoma, Andalucía es la comunidad con menor gasto por habitante. En 2020, fue de 1.398 € frente a los 1.262 € del año anterior. Le sigue la Comunidad de Madrid con 1.491 € por habitantes en 2020 y de 1.340€ en 2019, antes de la pandemia.

Baleares, la comunidad autónoma con menor número de médicos en Atención Primaria por cada 1.000 habitantes

La estadística del Sistema de Información de Atención Primaria (SIAP) del Ministerio de Sanidad nos permite observar la evolución en el número de personal sanitario disponible en Atención Primaria. Para hacer comparables estos datos por comunidad autónoma hemos calculado la tasa de personal por cada 1.000 habitantes entre los años 2004 y 2021, último año disponible.

Baleares es la que muestra una menor tasa de médicos de familia en 2021 con una tasa de 0,48 por cada 1.000 habitantes. Es el mismo dato que las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Le sigue la Comunidad de Madrid con 0,54 por cada 1.000 habitantes.

Respecto al personal de enfermería, es Madrid la comunidad autónoma con menor número de profesionales por cada 1.000 habitantes con una tasa de 0,51 en 2021.

En el siguiente gráfico puedes ver la evolución por cada tipo de personal en atención primaria desde 2004.

Madrid encabeza la contratación de seguros privados

Otro modo de mirar cómo evoluciona la prestación de servicios sanitarios por comunidades autónomas es ver qué porcentaje de la población de cada una de ellas ha suscrito un seguro médico y la evolución en el tiempo. El seguro médico incluye tanto el de asistencia sanitaria, que es el que te cubre una serie de atenciones a cambio de un pago anual, y el de reembolso, que te devuelve el coste de determinados servicios solo si se han utilizado.

En esta estadística no se incluye el seguro dental, que también ha crecido con fuerza en España en la última década pero que no es comparable con el resto de prestaciones sanitarias porque la sanidad pública no cubre la inmensa mayoría de la atención bucodental. Si se incluye sin embargo el seguro colectivo de salud de los empleados públicos, con las tres mutualidades de funcionarios de la Administración Central del Estado (Muface, Isfas y Mugeju), que sí es sustitutivo de la sanidad pública.

Si atendemos a la contratación de seguros médicos, la Comunidad de Madrid se sitúa en cabeza, con un 38,11% de la población con un seguro médico ya contratado, porcentaje que ha crecido sistemáticamente en los últimos años y que, como en el resto de CCAA, solo decayó con la crisis financiera iniciada entre 2008 y 2010.

Tanto la patronal del seguro, Unespa, como ICEA, se han ido volviendo cada vez más celosos a la hora de facilitar información sobre cómo está evolucionando el seguro de salud en España. Informes de ICEA, la consultora que recibe los datos de más del 95% del sector y elabora exhaustivos informes, a los que hasta hace no mucho se daba acceso abierto, han dejado de estar disponibles salvo pago de varios cientos de euros dependiendo del informe de que se trate. Aún así se tienen cifras generales que da Unespa anualmente y hay zonas de luz que se han abierto también gracias a informes monotemáticos de la patronal elaborados recientemente.

El año pasado, en concreto, y a raíz de lo ocurrido en la pandemia, Unespa hizo público un informe específico sobre el seguro de salud en España que es una mina para entender cómo funciona este sector y su evolución en relación con la sanidad pública. En 2020, España alcanzó el récord de 12,8 millones de personas con un seguro de salud contratado, cifra que ha seguido creciendo en 2021 hasta alcanzar al 24,41% de la población. Te traemos algunos de los interesantes datos que aporta.

Gastar en sanidad privada, aunque no se tenga seguro

Unespa e Icea realizan una comparativa entre los datos de cobertura de la sanidad pública por comunidad autónoma (utilizando las cifras presupuestadas en el capítulo de sanidad por las diferentes comunidades autónomas, tal y como se han publicado por parte del Ministerio de Hacienda); el seguro privado de salud, con los datos de las aseguradoras de los gastos reales en los que han incurrido por atender a sus asegurados con seguro de asistencia sanitaria; pero además añaden una tercera derivada que son esos servicios para los que la gente acude a la sanidad privada a pesar de no tener un seguro de salud.

Pruebas que así se pueden acelerar, intervenciones en centros privados que llegarían más tarde en caso de esperar el proceso que ofrece hoy en día la sanidad pública, gastos que no cubre la sanidad pública como la compra de gafas, o simple elección personal por otros motivos, son muchos los factores. La estadística que recoge estos gastos, conocidos como out of the pocket, es la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La última comparativa que han podido realizar con los datos completos se refiere al año 2019, antes de la pandemia.

Lo que se observa en esta tabla es, en primer lugar, que en CCAA como Cataluña, La Rioja o Madrid, hay en torno a una cuarta parte del gasto en salud que están cubriendo las familias al margen de la sanidad pública y de los seguros.

Para que haya seguro privado, la mayoría de sus clientes debe usarlos poco

Pero en la tabla anterior además se observa que la inmensa mayoría del gasto real en atención sanitaria lo soporta la sanidad pública. El peso del gasto de los seguros de salud difiere del peso de la población que tiene contratado seguro de salud porque, como explican en el propio informe de la patronal del seguro: "Para que exista un colectivo de clientes a los que se les pueda sobrellevar un gasto elevado, hace falta que exista otro colectivo, más nutrido, de clientes con gasto bajo" o que no les generen gasto. La sanidad pública, por el contrario, cubre a todo el mundo.

Según el informe, en 2020 existían en España 201.085 personas con seguro de salud con problemas graves (aquellas que causan a la aseguradora un gasto superior a los 6.000 euros al año); 468.401 personas con problemas significativos de salud (que causan un gasto anual de entre 2.000 y 6.000 euros); y nada menos que 10.387.056 personas que causan a su aseguradora unos gastos entre cero y 2.000 euros al año.

Seguro de salud privado por edad

Otra interesante estadística del informe monotemático de Unespa es ver el peso que tienen los asegurados en el seguro privado de salud en función de su edad. Basado en el mismo principio de que tienen que ser asegurados que provoquen poco gasto los que sostengan las prestaciones de quienes suponen un gasto importante pero además tener unos ingresos que permitan optar por este tipo de atención sanitaria, son mayoría los asegurados de franjas de edad intermedias.

Hasta aquí, la newsletter semanal. Seguimos en contacto en datadista.com y en redes: Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Te has suscrito correctamente a DATADISTA
¡Genial! A continuación, complete el pago para ser socio de DATADISTA
¡Bienvenido/a de nuevo! Has iniciado sesión correctamente
¡Genial! Su cuenta está creada. Revisa tu correo para completar el proceso de registro e iniciar sesión.
¡Genial! Su información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.
Tu enlace ha caducado.