Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

, 29 de noviembre de 2022

#66 Los incendios de 2022 queman más superficie que entre 2018 y 2021, el día en que se destruyeron 160.000 empleos y lo de Palomares (capítulo mil y pico)

  •   8 minutos de lectura

Ya sabes que en este boletín hacemos apología del dato y del periodismo de investigación pero además del dato con contexto y de su seguimiento y depuración para entender lo mejor posible la evolución en el tiempo. Por eso, ahora que tenemos ya la rebequilla puesta todo el día y que parece que el otoño asoma, hemos querido revisar los datos más consolidados sobre los incendios ocurridos este año y su comparación con los últimos ejercicios.

También nos hemos fijado en un aspecto muy concreto de los datos de empleo de octubre conocidos esta semana. Octubre es uno de esos meses en los que más se nota la altísima estacionalidad del mercado laboral español, cuando sacamos los empleos de invierno y guardamos los de verano. En concreto nos hemos fijado en los sectores que más han caído y más han crecido y en el dato de afiliación diaria, para ver qué está pasando con los contratos ultrabreves que han convertido España en una máquina burocrática de hacer y deshacer empleo.

Y te traemos novedades de Palomares, la pedanía almeriense sobre la que cayeron como sabes, hace ya más de 56 años, cuatro bombas termonucleares. A dos de ellas no se les abrió correctamente el paracaídas y al estrellarse contra el suelo dispersaron varios kilos de plutonio que hoy siguen sin limpiar.

Arrancamos.

En 2022 se ha quemado la misma superficie que en los cuatro años anteriores

Esta semana hemos querido hacer en DATADISTA un análisis de la situación de los incendios forestales en España con datos más consolidados que los que teníamos disponibles este verano.  Hasta el 16 de octubre de 2022, se ha quemado una superficie total de 260.006 hectáreas en 2.905 incendios y 6.691 conatos. La cifra de superficie quemada es equivalente a la suma de hectáreas que consumieron los incendios producidos entre 2018 y 2021.

En este gráfico puedes ver la evolución de la superficie quemada por incendios forestales desde 1961.  El año 2022 se coloca como uno de los peores años por incendios de los últimos 61 años. La década de los 80 y 90 son las que acumulan los peores años por superficie quemada en España. Por ejemplo, en 1985 se quemó el equivalente al 2% de la superficie forestal del país.

Este mapa muestra la superficie quemada en 2022 (en color rojo) y la calcinada entre los años 2000 y 2021.

En rojo, los incendios producidos en 2022 en España. En negro, los incendios producidos entre 2000 y 2019 | Fuente: European Forest Fire Information System

La particularidad de 2022 respecto a los años anteriores es que se ha aumentado de manera significativa el número de grandes incendios forestales (más de 500 hectáreas de superficie quemada), como puedes ver en este gráfico con datos desde 2011. Hasta octubre suman 55 grandes incendios forestales.

Entre ellos destacan los dos grandes incendios forestales que calcinaron en conjunto más de 60.500 hectáreas este verano en la sierra de la Culebra (Zamora), según los datos del área calculados por European Forest Fire Information System a partir de imágenes de satélite. Estos incendios se han cobrado la vida de cuatro personas. El pasado 25 de octubre falleció el último de ellos, se trata del vecino de Tábara que quedó atrapado por el fuego cuando intentaba apagar el incendio.

En color rojo, superficie quemada en la sierra de la Culebra (Zamora) en verano de 2022. Imagen en banda de infrarrojos de onda corta (SWIR) | Fuente: Copernicus - Sentinel 2

Los dos incendios de la sierra de la Culebra se han situado entre los más grandes producidos en España desde el año 2000. El primero de ellos tiene una área de 28.046 hectáreas y el segundo suma 32.528 hectáreas de superficie quemada.

En el año 2004 se produjo en la comarca de Campo de Tejada el peor incendio forestal de lo que llevamos de siglo. Afectó a 13 municipios de las provincias de Huelva y Sevilla con un área quemada de 33.179 hectáreas. Este incendio se cobró la vida de dos personas. Dieciocho años después del incendio forestal, la comarca de Campo de Tejada aún no se ha recuperado económicamente del golpe, ya que una parte de la actividad económica proviene de la venta de corcho.

El día en que se destruyeron 160.000 empleos... hasta el día siguiente

Esta semana se han conocido los datos de empleo y paro registrado de octubre, el mes en que más claramente guardamos los empleos de verano y sacamos los de invierno en este país altamente estacional. Adiós a la temporada alta de demanda de camareras/os y resto de actividades ligadas a la hostelería, estamos en temporada de demanda de profesoras/es.

La diferencia esta vez es que el otoño llega con una normativa diferente, tras la reforma laboral pactada por el Gobierno con el acuerdo de patronal y sindicatos. Desde que entró en vigor plenamente, limitando al mínimo los casos en que se admite un contrato temporal y eliminando los contratos de obra o servicio, nos hemos acostumbrado a ver cada mes unos datos de contratación indefinida muy por encima de lo que ocurría hasta ahora.

La media de duración en días de los contratos ha aumentado, es buena señal. La CEOE, que lleva meses advirtiendo de las posibles consecuencias de la crisis económica actual, ha hecho un comunicado tras los datos de esta semana reconociendo las bondades de la reforma laboral demostradas con la resistencia que está mostrando el mercado español, que creó otros 103.000 puestos de trabajo en octubre y recortó el paro registrado en 27.000 personas en contra de lo que históricamente ocurría cada mes de octubre.

Pero hay zonas en sombra en esta realidad como la que refleja el siguiente gráfico que nos parece interesante mostrarte.

Lejos de desaparecer, los contratos ultrabreves siguen engrasando una gigantesca máquina burocrática de altas los lunes, bajas los viernes y aparente debacle a final de mes. Hasta el día siguiente. El último día de octubre se destruyeron 160.419 empleos. DATADISTA ha preguntado al secretario de Estado de Seguridad Social por este tema y Borja Suárez nos ha contestado que a ellos también les llama la atención y que lo están analizando, aunque creen que hacen falta unos meses más para ver cómo la reforma laboral va extendiendo todos sus efectos porque puede responder a inercias aún no resueltas.

El otro dato que nos parece relevante es que, aunque el auge de contratos fijos discontinuos logrado por la reforma laboral es innegable, esa búsqueda de mantenimiento del vínculo entre el trabajador y la empresa no se ha logrado aún al nivel deseado. De hecho, en octubre el sector que más sufrió fue la hostelería, con una destrucción de empleo de 54.695, seguido por las actividades sanitarias, con  39.777 afiliadas/os menos. El que más aumentó fue la educación, con 139.637 afiliadas/os más. La inflación agarrota la economía, los organismos internacionales hacen sonar las alarmas de posibles recesiones técnicas pero con un mercado laboral en España que se está mostrando mucho más robustos de lo que muchos predijeron, son los empleos de invierno y de verano los que siguen marcando los vaivenes de la afiliación.

El Supremo decide sobre Palomares

El 17 de enero de 1966, hace más de 56 años, un bombardero estadounidense B-52 cargado con cuatro bombas termonucleares inició una operación de repostaje en vuelo sobre población civil. Era una maniobra que se realizaba varias veces al día. En plena Guerra Fría, la frontera de Turquía con la Unión Soviética se vigilaba con B-52 que partían de EEUU y repostaban, tanto a la ida como a la vuelta, en la vertical de la pedanía almeriense de Palomares.

Al acercarse al avión nodriza KC-135, que hacía las veces de surtidor, algo salió mal. Las aeronaves colisionaron en el aire y sus restos acabaron esparcidos en cientos de hectáreas. Poco antes, las bombas se desprendieron.

Como probablemente ya sabes, la historia del accidente de Palomares es una de las que más años llevamos investigando en DATADISTA y nos llevó, entre otras cosas, a desvelar en exclusiva los papeles desclasificados hace pocos años por el Ministerio de Asuntos Exteriores sobre lo que ocurrió en las semanas posteriores al accidente, las conversaciones tras las puertas de los despachos de la dictadura franquista y las negociaciones entonces y en los años siguientes con Estados Unidos.

Sabían desde el principio que kilos de plutonio habían quedado esparcidos por el terreno en esta pedanía almeriense, obtuvieron pruebas de que la población podía estar afectada, conocían que con el paso del tiempo la climatología iría aflorando el terreno contaminado que se cubrió de tierra y excavaron dos zanjas de 1.000 y 3.000 m3 en las que enterraron material radiactivo y a las que se les perdió la pista durante décadas porque EEUU se negó a dejar ninguna señal de su ubicación para que no pareciese un memorial del accidente. Si todo el secreto saltó por los aires fue porque la burbuja inmobiliaria llegó a la zona y amenazó con poner a retirados ingleses a vivir en chalets de lujo con los cimientos enterrados en plutonio.

Palomares sigue sin limpiar, sin fecha para limpiar y sin responsable señalado de la limpieza. Ha habido acuerdos, firmas y fotos pero nunca vinculantes y aquí seguimos. EEUU, como te contamos aquí, lleva décadas viendo cómo escaquearse del problema, buscando cómo negar que sea su responsabilidad a pesar de que, como se demuestra en los cables desvelados por Wikileaks, saben que es difícil renegar de dos bombas de su propiedad caídas desde uno de sus bombarderos.

El próximo martes, el Tribunal Supremo tiene que decidir sobre el recurso presentado por el abogado José Ignacio Domínguez (el mismo que logró que declarasen ilegal el hotel de El Algarrobico) en nombre de Greenpeace España contra la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional que decidió que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) no era competente para instar ni poner un plazo a la limpieza. Todo ello a pesar del voto particular que recogió el riesgo en aumento debido a que el plutonio va derivando con el tiempo en americio, cuya radiación ya no es alfa, sino gamma, con mayor riesgo para la salud.

Lo que pide el recurso es que se "condene al CSN a que ordene la clausura del área contaminada de Palomares con fijación de plazo para llevarla a efecto y, a la espera de encontrarles un almacenamiento definitivo, se proceda al almacenamiento temporal de los 6.000 m3 de tierra contaminada obtenidos tras el tratamiento de los 50.000 m3 previstos en el Plan de Rehabilitación de Palomares aprobado por el CSN el 5 de mayo de 2010". Continuará.

Hasta aquí, la newsletter semanal. Seguimos en contacto en datadista.com y en redes: Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

Te has suscrito correctamente a DATADISTA
¡Genial! A continuación, complete el pago para ser socio de DATADISTA
¡Bienvenido/a de nuevo! Has iniciado sesión correctamente
¡Genial! Su cuenta está creada. Revisa tu correo para completar el proceso de registro e iniciar sesión.
¡Genial! Su información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.
Tu enlace ha caducado.