Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

, 28 de septiembre de 2022

MAPAS: 2004-2014-2022, cómo han cambiado las misiones OTAN frente a Rusia en las que participa España

  •   5 minutos de lectura

Hay dos fechas clave que han modificado, ya en este siglo, la política de defensa de la Alianza Atlántica en el Este de Europa con respecto a Rusia: 2004 y 2014. España participa desde hace años por diferentes vías en esa presencia, con un coste que en 2021 fue de 366 millones de euros y 2.137 efectivos, teniendo en cuenta los diferentes relevos.

Incluye la misión de Presencia Avanzada Reforzada, misión defensiva por tierra que nació tras la invasión de la península ucraniana de Crimea por Rusia en 2014; la misión de Policía Aérea del Báltico, nacida con la incorporación de Estonia, Lituania y Letonia a la OTAN en 2004 pero que multiplicó por tres su presencia también tras lo ocurrido en 2014; la misión de Policía Aérea Reforzada en Rumanía y Bulgaria; las agrupaciones navales permanentes de la OTAN, con una historia que se remonta mucho más en el tiempo pero que ha adquirido especial relevancia ahora por la presencia en el Mediterráneo, el Mar Negro y el Báltico; y los 36,2 millones de la operación defensiva de apoyo a Turquía frente al régimen de Bashar al-Assad en Siria, régimen apoyado por Rusia, con una batería Patriot que mantiene España bajo mandato OTAN en la ciudad de Adana.

Además habría que añadir, dentro del mando OTAN, la operación Sea Guardian contra el terrorismo, la de apoyo en Irak y la ya finalizada en Afganistán.

2004, nace la Policía Aérea del Báltico. 2014, triplica su presencia y se extiende a Rumanía y Bulgaria

En 2004, tras la incorporación de Eslovaquia, Rumanía y Bulgaria a la Alianza Atlántica, pero sobre todo de Estonia, Letonia y Lituania y, dada la carencia en estos países "de una fuerza de combate que les permitiera cumplir con las tareas de vigilancia y control sobre su territorio y llevar a cabo misiones de alerta de reacción rápida", se creó en el seno de la OTAN la Policía Aérea del Báltico, según explica la web del Ministerio de Defensa español.

Es una "misión defensiva", que se inició con la presencia constante de 4 aviones de combate que iban enviando países de la Alianza en turnos de 4 meses a la base de Siauliai, en Lituania. Los primeros fueron cuatro F-16 de Bélgica. Antes de 2014, España participó en 2006 con cuatro Mirage F-1 del Ala-14.

Segunda fecha clave: 2014. Es el año de la crisis de Ucrania, tras el Euromaidán de finales de 2013, nombre que se da a las protestas en Kiev contra la corrupción y en favor de la asociación del país con la Unión Europea tras la marcha atrás dada en el último momento por el entonces presidente ucraniano, el aliado del Kremlin Viktor Yanukóvich. Es el año en el que Rusia invadió la península ucraniana de Crimea y el año en que empezó la guerra del Donbás.

Ese año, la misión de Policía Aérea del Báltico de la OTAN triplicó sus fuerzas. Se amplió a 12 aviones de combate presentes siempre en la zona, procedentes de 3 países aliados, relevados igualmente cada cuatro meses que usan, además de la base lituana mencionada, la de Amari en Estonia y la de Malbork en Polonia. El refuerzo se debe, dice la web de Defensa, "al aumento de las incursiones de los aviones rusos en el espacio aéreo báltico".

También en 2014 se extendió la Policía Aérea a la zona sur, con presencia en Rumanía y Bulgaria, que, aunque sí cuentan con capacidad aérea defensiva propia, fueron reforzadas con aviones de otros países OTAN para proteger el espacio aéreo en el Mar Negro.

Desde 2014, España ha participado en la Policía Aérea del Báltico en siete ocasiones con envíos de Eurofighter y F-18. En 2021, participó con cazas del Ejército del Aire desplegados en Lituania de mayo a agosto. Además participó en la Policía Aérea de Refuerzo de la zona sur enviando aeronaves a Rumanía por primera vez de febrero a marzo del año pasado.

El coste de las misiones de policía aérea en 2021 para España fue de 83,3 millones de euros. La participación fue ese año de 462 efectivos incluyendo los diferentes relevos. Esta es una de las misiones que se vieron más reducidas debido a la COVID-19 y en 2020 el coste fue de 49,3 millones de euros y 254 efectivos pero también es una de las que más incremento de recursos ha experimento en la última década. En 2015, el año tras la invasión de Crimea, el coste para España fue de 10 millones de euros, que se doblaron un año después.

En 2022, la misión continúa con despliegues de 6 Eurofighter españoles en Lituania desde el 1 de abril y Estonia a los que se unió desde el 11 de febrero el envío de 4 Eurofighter a la base Graf Ignatievo de Bulgaria, que prevén permanecer hasta el 31 de marzo.

Presencia Avanzada Reforzada: el Plan de Acción Rápida por tierra

La crisis en Ucrania de 2014 con la invasión de Crimea por Rusia tuvo otra derivada. Los países de la Alianza Atlántica se reunieron ese año en la Cumbre de Gales donde acordaron el Plan de Acción Rápida (RAP) para tener capacidad de respuesta en caso de "cambios en la seguridad de las fronteras de la OTAN" en el Este de Europa. Este acuerdo derivó en la Cumbre de Varsovia de julio de 2016, donde se definió la Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN en Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.

En total son cuatro los grupos de combate de esta misión OTAN. España participa en el grupo de combate de Letonia, que se creó en junio de 2017, con una fuerza mecanizada acorazada en un batallón liderado por Canadá. Actualmente España aporta carros de combate Leopardo 2E, Vehículos de Combate de Infantería Pizarro y ha añadido una unidad de artillería de campaña, una unidad de ingenieros zapadores, elementos de apoyo logístico, un transporte oruga acorazado M-113, morteros pesados, vehículos de combate zapadores, misiles contra carro Spike, un controlador de ataque terminal conjunto y una aeronave no tripulada Raven. Hay presencia de 350 efectivos que, tras la invasión rusa de Ucrania, se ha reforzado con 157 efectivos más.

El coste en 2021 de esta misión para España fue de 85,3 millones de euros.

Agrupaciones navales permanentes

Son misiones marítimas que dan presencia permanente a la OTAN en el Mediterráneo, Mar Negro, el Báltico, en el norte y en el corredor sur, desde el Estrecho de Ormuz hasta el Canal de Suez. Están formadas por dos grupos de buques escolta y dos de cazaminas. Es la base de las llamadas Fuerzas de Respuesta Muy Rápida de la OTAN, que prevén reforzarse en 2022 a raíz de la guerra en Ucrania.

Según explicó Margarita Robles en la Comisión de Defensa del Congreso, actualmente se encuentran en el Mediterráneo, como parte de esta misión, la fragata Blas de Lezo, incorporada desde el 22 de enero a la agrupación naval permanente 2 y que permanecerá hasta el 30 de junio; el buque de acción marítima Meteoro, que desde el 10 de enero al 25 de junio releva como buque de mando en la agrupación de medidas contraminas 2 al buque español Rayo, que estuvo en el Mar Negro provocando quejas del Gobierno ruso, y el cazaminas Sella, en la misma misión.

En estas agrupaciones navales permanentes han participado en 2021 un total de 869 efectivos, incluyendo los diferentes relevos, y el coste ha sido 161,2 millones de euros.

Apoya a DATADISTA

Necesitamos tu ayuda para crecer y seguir investigando. Esta es la forma de hacer periodismo en la que creemos. Ahora puedes apoyar nuestro trabajo y recibir nuestra newsletter.

SUSCRÍBETE A DATADISTA
Relacionadas
Te has suscrito correctamente a DATADISTA
¡Genial! A continuación, complete el pago para ser socio de DATADISTA
¡Bienvenido/a de nuevo! Has iniciado sesión correctamente
¡Genial! Su cuenta está creada. Revisa tu correo para completar el proceso de registro e iniciar sesión.
¡Genial! Su información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.
Tu enlace ha caducado.