Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

Radiografía de la ocupación en UCI después de un año de pandemia

  •   6 minutos de lectura

El 6 de abril de 2020, había más de 5.000 personas ingresadas en una UCI en España. Su impacto era desigual en el territorio. El 60% de los ingresos se repartían entre Cataluña y Madrid. En estas comunidades la saturación de las UCI superaba ampliamente la capacidad normal asistencial, según los cálculos realizados por DATADISTA. De la noche a la mañana tuvieron que reconvertir en unidades de críticos salas de reanimación, quirófanos y plantas de hospitales.

Manuel de Castro, responsable de Atención Hospitalaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) explica a DATADISTA que en esos momentos, el cribado de pacientes en las UCI en Madrid ya no era decidir si una persona de 80 años entraba o no, "había que decidir entre el paciente de 45 años, el de 55 años o el de 65 años. Espero que esto no se repita nunca".

La disponibilidad de unidades de críticos es el eslabón más débil de la cadena. No se puede permitir que la COVID-19 se coma toda la actividad asistencial de los hospitales. Es la razón principal por la que se aplican restricciones de movilidad y aforos. Se quiere evitar a toda costa que el sistema sanitario colapse.

Por este motivo, la orden que consensuaba las fases de desescalada, en los meses de mayo y junio de 2020, obligaba a las comunidades autónomas a tener disponibles entre 1,5 y 2 camas UCI por cada 100.000 habitantes. Ninguna comunidad cumplía este requisito, según el análisis realizado por DATADISTA de camas UCI en el Sistema Nacional de Salud con datos desde 2010.

Esta semana, el Ministerio de Sanidad ha publicado por primera vez la serie histórica de la capacidad asistencial desde el 19 de agosto de 2020, lo que nos permite conocer mejor cómo ha impactado la pandemia en los hospitales durante la segunda y tercera ola. Esta información la remiten diariamente los hospitales al Ministerio de Sanidad.

Evolución de las camas UCI ocupadas total y por pacientes COVID-19

Este jueves había en España 1.830 personas en una UCI, lo que significa el 18,40% de los ingresados en estas unidades. Por encima del 25%, una situación considerada de riesgo alto, están las ciudades autónomas de Ceuta (52,94%) y Melilla (41,18%) junto con Madrid (34,29%), La Rioja (33,96%) y Cataluña (31,97%). En estas comunidades autónomas, la situación es preocupante debido a que no han bajado del 25% desde el pico de la tercera ola cuando el número de casos diagnosticados ha empezado a aumentar en los últimos días.

El porcentaje de ocupación diaria está calculado con la media a 7 días en función de la capacidad asistencial de los hospitales de unidades críticas con y sin respirador. Un nivel de ocupación por pacientes COVID-19 superior al 25% es una situación de riesgo muy alto.

El responsable de Atención Hospitalaria de AMYTS, Manuel de Castro, considera que para entender bien estas estadísticas hay que tener en cuenta que la capacidad estructural de las camas de UCI no ha variado mucho durante este año de pandemia. "Estas estadísticas muestran básicamente la capacidad complementaria que los diferentes hospitales han ido adaptando en base a sus necesidades."

"Si ahora tengo 3 salas con 50 camas UCI y mañana reconvierto la sala de reanimación, que cuenta con 15 puestos, como camas UCI, paso de tener una ocupación del hospital del 100% a un porcentaje menor". Sin embargo, la capacidad estructural del hospital sigue siendo la misma que antes de la pandemia.

En este gráfico se puede observar cómo ha variado la capacidad de camas UCI disponibles (con y sin respirador) entre la situación antes de la pandemia y la media de camas UCI declaradas desde agosto de 2020 por los hospitales al Ministerio de Sanidad. Las comunidades autónomas de Murcia, La Rioja, Baleares y Asturias han incrementado un 250% su capacidad.

Variación porcentual entre el número de camas UCI disponibles antes de la pandemia (2019) y la media de camas UCI disponibles en hospitales desde agosto de 2020.

¿Cómo son capaces los hospitales de aumentar su capacidad? De Castro explica la situación específica del hospital 12 de octubre de Madrid: "El área de cirugía mayor ambulatoria se ha convertido en camas UCI para pacientes COVID-19 desde la tercera ola y aún continúa así".

Evolución de las camas UCI disponibles por comunidad autónoma

El siguiente gráfico muestra la evolución de las camas UCI totales disponibles desde agosto de 2020. En muchas comunidades autónomas la disponibilidad de camas se ha ido adaptando a las necesidades de la segunda y tercera ola.

La disponibilidad de camas está calculada con la media diaria en los últimos 7 días en función de la capacidad asistencial de los hospitales de unidades críticas con y sin respirador.

La adaptación de salas y plantas en los hospitales para montar unidades de críticos para pacientes COVID-19 conlleva destinar recursos humanos a esa tarea. De Castro indica que en Madrid "cuando se abrió IFEMA como hospital, la estadística de ocupación bajó pero el problema es que no había personal para atenderlo. Un traumatólogo, por muchas ganas y empeño que le ponga, no es un especialista en medicina interna".

"¿Qué personal está atendiendo el Zendal? Un batiburrillo de varias especialidades colaborando: reumatólogos, endocrinos, cardiólogos... No lo está atendiendo el personal especialista en ello, que son los médicos intensivistas. La situación no es gravísima, pero no es normal lo que estamos viviendo. La normalidad llegará cuando el reumatólogo y el cardiólogo se dediquen a lo suyo."

Paloma Navas, ex directora general de Salud Pública en Cantabria y doctora en Medicina Preventiva y Salud Pública, explica a DATADISTA que "desde el principio de la pandemia hemos pensado en camas UCI como un indicador de capacidad sanitaria y hemos pasado por encima o de puntillas sobre el ratio de profesionales cualificados para tener esas camas UCI. Puedes tener una carencia de personal cualificado porque se infecten, como ha pasado en algunos brotes, o porque se den de baja debido al agotamiento por el esfuerzo de tantos meses. Las camas UCI no se cuidan solas. Las personas son los verdaderos garantes de la capacidad."

Para Navas, suceden dos efectos negativos cuando no tienes suficiente personal cualificado para la atención en UCI. "Por un lado, la atención sanitaria que reciben los pacientes no es la de una persona especializada y por otra parte, ese profesional deja de atender a los pacientes del área de donde vienen, por lo que se sufre un perjuicio en la atención sanitaria habitual. Cada vez que vemos una fluctuación en las curvas de capacidad de UCI lo que estamos viendo es cómo la COVID-19 se come la actividad sanitaria de otros ámbitos en los hospitales."

Evolución de la ocupación de camas UCI según la disponibilidad pre-COVID-19

Otra forma de observar la capacidad asistencial de las unidades de críticos es utilizar el número de camas UCI disponibles antes de la pandemia para comprobar la situación de ocupación que tendrían con y sin pacientes COVID-19. Por primera vez podemos conocer esta información en tiempo real gracias a los datos enviados diariamente por los hospitales al Ministerio de Sanidad.

El gráfico muestra la evolución de la tasa de ocupación de las UCI sin pacientes COVID-19 y la evolución de la tasa de ocupación total según el número de camas UCI disponibles en 2019, el último año antes de la pandemia.

Mientras en muchas comunidades el nivel de ocupación de pacientes no COVID-19 se mantiene estable a lo largo del tiempo, la segunda y tercera ola de la COVID-19 inciden directamente sobre la capacidad estructural.

La tasa de ocupación de camas está calculada con la media diaria de ocupación en los últimos 7 días de unidades de críticos con y sin respirador teniendo en cuenta las camas UCI disponibles del Sistema Nacional de Salud y en hospitales privados en 2019.

Un nuevo indicador de riesgo: la tasa de camas UCI por cada 100.000 habitantes

Uno de los nuevos indicadores aprobados esta semana por la Comisión de Salud Pública en el documento de  Actuaciones de Respuesta Coordinada para el control de la transmisión de COVID-19 (PDF) es la vigilancia de la tasa de camas UCI ocupadas por pacientes COVID-19 por cada 100.000 habitantes. El documento de actuaciones, elaborado por la Ponencia de Alertas en la que están representados técnicos de las comunidades autónomas, es importante ya que contiene los criterios e indicadores para evaluar el nivel de riesgo. Luego cada comunidad autónoma decide las medidas que considere oportuna.

En este gráfico puedes ver la evolución de la tasa calculada por DATADISTA. Una tasa por encima del 5% se considera de riesgo muy alto. Siete comunidades autónomas están actualmente por encima de esta cifra. Asturias, Ceuta, La Rioja, Melilla, Cataluña, Castilla y León y Madrid. De hecho, las comunidades de Asturias, La Rioja, Castilla y León, Cataluña y Madrid llevan todo 2021 superando el 5%.

METODOLOGÍA Y DATOS ABIERTOS

Debido a la falta de normalización, accesibilidad y reutilización de los datos de incidencia de la COVID-19 por parte del Ministerio de Sanidad, DATADISTA comenzó a publicar el pasado 12 de marzo los datos desagregados en formato CSV en su cuenta de Github del resumen de situación por la COVID-19 en España y otros datasets relacionados después de un proceso semiautomático de extracción, limpieza y normalización de las tablas de la situación diaria acumulada de la enfermedad por el coronavirus SARS-CoV-2. Desde entonces, decenas de analistas, especialistas en epidemiología, científicos de datos y periodistas están reutilizando esta información en sus proyectos, estudios y artículos.

Apoya a DATADISTA

Necesitamos tu ayuda para crecer y seguir investigando. Esta es la forma de hacer periodismo en la que creemos. Ahora puedes apoyar nuestro trabajo y recibir nuestra newsletter.

SUSCRÍBETE A DATADISTA
Relacionadas
Te has suscrito correctamente a DATADISTA
¡Genial! A continuación, complete el pago para ser socio de DATADISTA
¡Bienvenido/a de nuevo! Has iniciado sesión correctamente
¡Genial! Su cuenta está creada. Revisa tu correo para completar el proceso de registro e iniciar sesión.
¡Genial! Su información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.
Tu enlace ha caducado.