Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com

, 30 de noviembre de 2022

#5 Una distorsión en los datos por los retrasos en Cataluña y una chapuza con mascarilla

  •   8 minutos de lectura

Menudos días, en algunos casos meses, de informaciones averiadas llevamos. Y qué bien vienen las noticias sin datos o sin los datos correctos y las que llegan sin explicación ni el contexto adecuados para polarizar, todo lo contrario de lo que defendemos en DATADISTA. Así que nos hemos puesto manos a la obra a explicar unas cuantas cosas relevantes.

Meses de retrasos en los datos de Cataluña distorsionan la información sobre fallecidos por COVID-19

La semana pasada os contamos en la newsletter #4 el lío que hubo con los datos de fallecidos notificados el viernes 26 de marzo. Muchos medios titularon que habían fallecido 590 personas en las últimas 24 horas, algo que no es cierto. Hemos publicado un artículo donde profundizamos en lo ocurrido. Nos parece un ejemplo muy claro del problema de utilizar el resultado de restar al total de fallecidos el dato reportado el día anterior, ya que complica el seguimiento correcto de la evolución de la pandemia y el efecto de las decisiones políticas, lo que al final se traduce en desinformación. También explicamos cuándo conoceremos las cifras reales de fallecidos y para qué sirve la Red de Vigilancia Epidemiológica.

Poco a poco sigue subiendo la incidencia acumulada

La incidencia acumulada en los últimos 14 días ha superado esta semana los 150 casos por cada 100.000 habitantes en España. Es un nivel considerado alto. Este sábado ha bajado 3 puntos respecto al último informe publicado el jueves pero hay que tener cautela con los datos publicados en días festivos o fin de semana ya que las comunidades autónomas no suelen reportar todos los datos y se produce una infranotificación de los casos. Pasa lo mismo con el informe de los lunes.

Actualmente tenemos a Melilla, Navarra, Ceuta y Madrid por encima de los 250 casos. La subida, de momento, no está siendo tan rápida como en la tercera ola, pero los datos publicados ayer sábado muestran a 12 comunidades autónomas con una incidencia a 7 días superior al 50% de la incidencia a 14 días, lo que indica que la situación irá en aumento en los próximos días. Son: Extremadura, Ceuta, La Rioja, Cantabria, Castilla y León, Navarra, Aragón, Asturias, Baleares, País Vasco, Galicia y Comunidad Valenciana.

Y en una semana empezaremos a ver el efecto de la Semana Santa en los casos diagnosticados.

Una precisión para los amantes de los datos: el martes, el Ministerio de Sanidad actualizó la población residente con los datos del padrón de 2020 para el cálculo de la incidencia acumulada. Hasta ahora se utilizaba las cifras de 2019 al ser las oficiales cuando empezó la pandemia. Fernando Simón explicó el lunes que este cambio se ha realizado cuando hemos bajado del pico de la tercera ola. El cambio supone una variación de pocos puntos porcentuales en la incidencia respecto al denominador poblacional anterior.

Llegan más vacunas

Una buena noticia: esta semana llegaron dos millones de vacunas a España. Un millón entre las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna y un millón de AstraZeneca. Mañana lunes está previsto que se reciban 1,2 millones de la de Pfizer-BioNTech. El ritmo de vacunas recibidas va a ir creciendo de forma exponencial. En DATADISTA, hemos calculado que al menos el 53% de las dosis administradas en España de la vacuna contra la COVID-19 se han puesto en marzo.  

El 77% de los mayores de 80 años está vacunado con una dosis

Esta semana, el Ministerio de Sanidad ha publicado por primera vez el desglose de las personas vacunadas por grupos de edad, tanto con al menos una dosis como con la pauta completa. Es una información que tienen que enviar al ECDC.

Hoy publicamos un artículo donde explicamos la importancia de vacunar a los mayores de 60 años, que acumulan el 94% de todas las muertes por la enfermedad.

En este gráfico, se observa que el 77,2% de los mayores de 80 años ha recibido al menos una dosis de la vacuna y el 44% ha recibido la pauta completa. El porcentaje real puede ser algo superior debido a que tanto Melilla como el País Vasco no actualizan sus datos desde el 30 de marzo.

Lo preocupante en el ritmo de vacunación es que solo se ha vacunado al 4,3% de las personas entre 70 y 79 años. Somos el país de la Unión Europea con menor tasa de vacunados en esta franja de edad. Y hay que tener en cuenta que una parte importante de los vacunados son residentes en centros de mayores, ya que fueron el primer grupo en la estrategia de vacunación. El 98% de ellos tiene al menos una dosis de la vacuna puesta.

Crónica con mascarilla de una chapuza en el Senado y un regalo para ti

La polémica de la semana con respecto a la pandemia, o una de las que más tinta ha soltado, es la referida a la publicación en el BOE de la Ley de Medidas Urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Nos ha parecido una ocasión perfecta para regalar, a nuestros socios y socias de pago, una película maravillosa de Bertrand Tavernier, el gran director de cine francés que nos dejó el pasado 25 de marzo. Se trata de Crónicas Diplomáticas, una comedia loquísima sobre cómo se gestan los asuntos políticos en los despachos, que está basada en el cómic Quai d'Orsay, de Christophe Blain y Abel Lanzac.

Si te cambias de plan durante esta semana que comienza mañana, tú también podrás solicitar el vale para disfrutar de ella en Filmin. Puedes hacerlo desde "Mi cuenta" en tu perfil. Suscríbete a DATADISTA desde 36 euros al año y apoya así el periodismo independiente, con datos y contexto. Si ya eres socio de Filmin, te recomendamos que la veas.

Publicación en el BOE de la Ley2/2021, de 29 de marzo, que recoge la polémica obligación de llevar mascarilla siempre al aire libre, independientemente de la distancia.

El motivo del jaleo esta semana ha sido que, en el artículo 6 de la Ley recién publicada, el referido a la obligación de uso de las mascarillas, en la redacción definitiva, la que fue al BOE, desaparecía la excepción que permitía no utilizarlas al aire libre cuando pudiese garantizarse una distancia mínima de 1,5 metros. Es decir, al día siguiente de publicarse, mascarilla todo el rato al aire libre aunque se camine en solitario por un secarral.

Qué jugarreta del Gobierno, un cambio de este calibre, que afecta a playas y otros lugares de esparcimiento, a las puertas de la Semana Santa y con los alemanes embarcando hacia Baleares. Una teoría no exenta de regustillo polarizante que se viene abajo con solo mirar cómo se ha gestado el cambio y asistir al intento del Gobierno de dar marcha atrás lo más rápido posible, demostrando que poco o nada sabía de esto. ¿Y de dónde viene entonces la modificación?

Como ya explicó en redes DATADISTA, la mañana del miércoles, antes de la reunión semanal del Consejo Interterritorial de Salud, la Ley ahora publicada lleva el problema grabado hasta en el nombre, porque de urgente tiene poco. En realidad procede de la tramitación como proyecto de Ley del Real Decreto de medidas urgentes de junio de 2020, cuando España se adentraba en la nueva normalidad. El preámbulo de la norma ya deja claro el desfase porque se refiere a una época muy, muy lejana en la que nada se sabía de la segunda ola, ni de la tercera, ni de las vacunas, ni del nuevo estado de alarma en el que aún estamos inmersos. Y abona la teoría de que el Gobierno optó por tramitarlo como ley en el verano de 2020 como guiño al parlamentarismo y el diálogo en un momento en que necesitaba los apoyos suficientes para sacar la ratificación del Real Decreto adelante.

La norma se ha pasado nueve largos meses en el Congreso y allí hubo un único grupo parlamentario que presentó una enmienda al citado artículo 6 en la que se pedía mascarilla también al aire libre independientemente de la distancia. Fue Ciudadanos. La enmienda no fue aprobada. El Grupo Parlamentario Socialista presentó enmienda al artículo 6 pero no tocó lo de los 1,5 metros.

El cambio, por tanto, no procede de esas épocas lejanas de las que viene el proyecto de Ley, por más que fue el argumento al que se aferró la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial de Salud de esta semana. Este argumento se desmoronó cuando, casi al final de dicha rueda de prensa, DATADISTA le preguntó cómo era posible su explicación teniendo en cuenta que la enmienda tiene solo unas semanas, fue introducida en marzo de 2021 en el Senado por el Grupo Parlamentario Socialista y además se hizo con una motivación técnica.

Como se puede ver en la imagen, se trata de la Enmienda 72. La parte tachada aparece así en el original del Boletín Oficial del Senado.

La pregunta se debía a que Darias avanzó en la rueda de prensa que, en el Consejo Interterritorial, tras la polémica surgida, se había decidido estudiar la fórmula para modificar aspectos de la Ley recién publicada, por considerar que algunos podían haber quedado obsoletos y buscarles una aproximación técnica. La ministra optó por sacar de nuevo el argumento del preámbulo de la ley y su desfase temporal para salir del paso.

La motivación de la enmienda 72 dice que se trata de una "mejora técnica" y añade que, "con la evidencia reciente sobre transmisión del SARS-CoV 2 por aerosoles, el uso de mascarilla no puede quedar supeditado a no poder garantizar la distancia de 1,5 metros". Es decir, después de un año de pandemia y de lo que le ha costado al Gobierno reconocer el riesgo de transmisión por aerosoles del virus, cuestionado aún en el propio Ministerio de Sanidad, es el Grupo Socialista en el Senado, no el del Congreso, el que lo reconoce e introduce mediante enmienda en una Ley que viene de un largo proceso de tramitación.

En el Diario de Sesiones del Senado, se puede ahondar aún más en la chapuza con la que se ha puesto broche a un proyecto de Ley. En el Pleno del pasado 10 de marzo, varios senadores, al realizar su intervención previa a la votación del proyecto de Ley, se quejan del maltrato que la misma ha sufrido en la Cámara Alta. Se ven obligados a tratar las enmiendas en el Pleno en lugar de haberlo hecho en la Comisión de Sanidad del Senado y en la ponencia, porque les dieron solo unas horas entre la notificación de las enmiendas y su debate. Ante la imposibilidad de analizar las enmiendas en ese plazo, se optó por no debatirlas. Fueron directamente al Pleno. Y así pasan las cosas que pasan, que una ministra puede hablar de Ley obsoleta cuando se le pregunta sobre una enmienda que tiene semanas de vida y presentó el grupo que respalda a su Gobierno, e Iñigo Errejón, líder de Más País, criticar la enmienda en un tuit a pesar de que su grupo votó a favor.

Solo falta añadir que unas cuantas leyes autonómicas, precisamente de CCAA con buena parte del litoral en su territorio, ya tienen normas propias que obligan a llevar mascarilla en todo momento al aire libre.

El Mar Menor vuelve al debate

Y para cerrar, no nos queda otra que agradecer que hayáis vuelto a viralizar en redes nuestra investigación sobre el desastre en el Mar Menor, a raíz de que esta semana, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha pedido al presidente de la Región de Murcia, Fernando López-Miras, que derogue la Ley del Mar Menor, que trata de proteger al menos en parte la laguna. Vox se basa en que el presidente popular justificó la Ley en la presión que ejercía Ciudadanos en el Gobierno murciano, presión que, según el partido de ultraderecha, ya no existe tras la moción de censura fallida.

Apoya a DATADISTA

Necesitamos tu ayuda para crecer y seguir investigando. Esta es la forma de hacer periodismo en la que creemos. Apoya nuestro trabajo desde 36 euros al año. Súmate a DATADISTA

Te has suscrito correctamente a DATADISTA
¡Genial! A continuación, complete el pago para ser socio de DATADISTA
¡Bienvenido/a de nuevo! Has iniciado sesión correctamente
¡Genial! Su cuenta está creada. Revisa tu correo para completar el proceso de registro e iniciar sesión.
¡Genial! Su información de facturación está actualizada.
Error al actualizar la información de facturación.
Tu enlace ha caducado.